10/6/2013

No al TPP: infórmate, debate y exige


Sebastián Piñera visitó la Casa Blanca durante la semana pasada, en donde se reunió con Barack Obama y el vicepresidente Joe Biden para tratar temas comerciales, entre ellos, concretar las negociaciones del Acuerdo Estratégico Trans Pacífico de Cooperación Económica o TPP.
Este es un tratado de libre comercio que lleva muchos años en firmas y negociaciones. En primera instancia, su origen es el P3-CEP, cuyas conversaciones se iniciaron en el año 2002 en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) en Los Cabos, con la presencia del presidente de esos años, Ricardo Lagos. Los países participantes fueron Nueva Zelanda, Chile y Singapur. Luego, se conoció como P4, debido a la adhesión en las negociaciones de Brunéi en abril del año 2005.
Actualmente, el TPP se ha abierto a 12 países: Estados Unidos, Japón, Vietnam, Canadá, Australia, Malasia, México, Perú y los firmantes del P4, Chile, Brunéi, Singapur y Nueva Zelanda. Todas estas naciones están involucradas en la negociación de acuerdos comerciales de diferente orden, desde el comercio de lácteos, regulaciones laborales, patentes farmacéuticas y derechos de propiedad intelectual incluso en Internet.
La construcción de este TLC se ha hecho de forma secreta, sin que la ciudadanía de los países en cuestión, conozcan las implicancias de los acuerdos en su vida. Tal como informa el sitio TPP Abierto, en febrero del año 2011 se filtró el capítulo de propiedad intelectual impuesto por Estados Unidos al resto de los países, dando a conocer una política tremendamente restrictiva respecto a estos derechos, así como también a los de los consumidores y del acceso a Internet.
En cuanto a los derechos de autor, el tratado “exige sanciones criminales para quienes eludan medidas tecnológicas de protección, incluso si no hay infracción a los derechos de autor. Igualmente, se exigen sanciones criminales incluso si supuestas infracciones han sido cometidas sin ánimo de lucro y sin beneficio económico para el infractor”, tal como consigna la ONG Derechos Digitales.
Asimismo, los contenidos protegidos por derechos de autor también se verán restringidos, pues se intentará extender la duración de la restricción de uso de las obras. Actualmente, en Chile el plazo es de 70 años y se pretende extenderlo hasta los 95, después de publicada la obra, haciendo aún más difícil el acceso a productos culturales, incluso de forma generacional.
Otra exigencia del tratado se relaciona con la importación de obras con autorización de los titulares del derecho de autor, lo que permitirá enviar una obra de un país a otro sólo con aquella firma, lo cual significa una barrera más grande para el consumo cultural que ya es, prácticamente, un lujo.
Por otra parte, este TLC exige un nuevo sistema de responsabilidad para los prestadores de servicio de internet. Insiste en que estos se hagan cargo de quienes infrinjan los derechos de autor en línea, medida que convertirá a las compañías telefónicas en agentes encargados de identificar a los infractores y desconectarlos de Internet de forma arbitraria, sin una orden judicial. “Varias de las medidas propuestas por el TPP entran en conflicto con los derechos y libertades constitucionales. Por ejemplo, las normas sobre desconexión de usuarios de Internet por supuestas infracciones infringen el derecho al debido proceso, la presunción de inocencia, la libertad de expresión y el derecho a la vida privada”, asegura Alberto Cerda Silva, fundador de Derechos Digitales para El Ciudadano.
Este tratado de libre comercio lleva mucho tiempo negociándose sin que los ciudadanos comprendan qué es lo que está en juego. En el caso de las modificaciones al uso del Internet y de los derechos de autor, la vida cotidiana es la que puede cambiar. Los usuarios podrían convertirse en delincuentes, ser multados, desconectados y hasta arriesgar penas de cárcel por postear un video en alguna red social o blog, o por poner su canción favorita en un video casero.
Además, si el consumo de productos culturales extranjeros, como libros o discos, ya es algo que una minoría puede permitirse dentro de su presupuesto mensual, este tratado logrará que muchos menos puedan acceder a estos contenidos, debido a que el material ya no estará disponible de manera legal para ser editado, importado o reproducido en esta región.
Al igual que cuando se debatía sobre la ley SOPA a principios del 2012, ¿qué es lo que se está resguardando de verdad? Realmente ¿es necesario restringir y modificar tanto el uso de los productos culturales para resguardar los derechos de autor? ¿Estarán más protegidos de esta forma o sólo es una estrategia para mantener el control del acceso a la información?
Como ciudadanos y usuarios de Internet es necesario conocer la naturaleza de estas negociaciones ahora, ya que Estados Unidos y Chile han planteado la idea de firmar este tratado en octubre del 2013, hasta ahora, a espaldas de todos, incluso del Congreso Nacional que, al no estar al tanto de los pasos que se han seguido, citó al Ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno este martes 11 de junio, junto al director de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Álvaro Jana, para informar al plenario sobre este tema.

3/6/2013

Baila - Nicole



Hace dos días se liberó el nuevo video de Nicole, correspondiente al corte 'Baila', de su último disco Panal. Esta nueva placa es la sucesora de APT, lanzada el 2006 y esta vez, cuenta con la producción Barry Sage (The Rolling Stones, New Order), la participación de Cristián Heyne y una colaboración de Fernando Milagros. 

 'Baila' es un tema que recoge el mejor sonido y estructura de las canciones pop que se han hecho dentro del continente, durante la última década. Tiene algo de Entre Ríos, esa voz ligera y más elegante que recuerda un poco a Natalia Lafourcade desde Hu Hu Hu, la nostalgia de la novel Carla Morrison e incluso rememora un poco a las guitarras dulces de Mariana Päraway.

Por supuesto, no hay que robarle mérito a Nicole que, con más de 20 años de carrera ha querido pasearse por diferentes propuestas. Es de esperar que Panal siga esta línea: pop simple, fino y suave. Un sonido que comienza a reafirmar la idea de que este estilo, compuesto e interpretado por mujeres en Lationamérica, está teniendo puntos de comunión. Tanto así, que es posible encontrar sonidos y propuestas que se cruzan tanto en artistas mainstream como en aquellas más independientes, en diferentes partes del mapa latino.

A continuación, el video.




28/5/2013

Playlist: 10 canciones para Sid y Nancy


La historia de Sid Vicious y Nancy Spungen reúne todo lo malo, bueno y emocionante que puede tener una relación, por supuesto, llevada al extremo. Vivir en decadencia, sentir que se necesita del otro que está igual o peor que uno, es algo que en estos tiempos (guardando las dimensiones, claro), no está tan alejado de la realidad. 

La frasé cliché con la que a menudo terminan de contar la historia de Nancy y Sid es algo así como el amor mata, pero a estas alturas, en el 2013 ¿qué cosa no lo hace? Para evitar sufrir, a continuación un playlist de amor con guitarras:



Trailer de Who Killed Nancy?

   

 Who Killed Nancy (completo y con subtítulos en español)

 

Cat Power: No hay sol


Luego de su debut el 2009 en el Teatro Caupolicán y los conciertos que brindó en Lollapalooza Chile 2011 y en el Centro Cultural Amanda, Chan Marshall arribó a Chile para hacer de Santiago una nueva parada en la gira de presentación de “Sun”, su novena placa. La cita fue en el Teatro La Cúpula, que no llegó al tope de su capacidad y donde los fanáticos de Cat Power se vieron algo entorpecidos al comienzo del show debido a las sillas que formaban filas ordenadas en la “cancha”, para su comodidad.
De sus cuatro presentaciones en el país, ésta fue la más débil y angustiante de ver. Quienes han sido testigos de sus espectáculos saben que la compositora es un libro abierto, al que le es imposible jugar un papel artificial, un personaje que separe lo que siente e intente ocultarlo o apaciguarlo. Su personalidad tiende a dejar todo expuesto y eso fue justamente lo que ocurrió el sábado. Se vio a una intérprete cansada y algo ausente a ratos. Además de estar enferma (lo dejó en claro al dar las gracias al público y pedirles que no se contagiaran), sus movimientos eran muy extraños. Sus canciones no eran acompañadas por ese vaivén tímido y confundido al que tiene acostumbrada a su audiencia: eran intentos de baile que nunca salieron bien, una cojera que hacía recordar a los peores imitadores de Cecilia, La Incomparable, en los ‘90. La única vez que tomó su guitarra eléctrica fue para interpretar ‘Silent Machine’, y más tarde intentó -sin buenos resultados- apoyar unas percusiones. Al no poder agarrar el ritmo, soltó las baquetas y volvió al centro del escenario.
El setlist estuvo compuesto por “Sun”, en su mayoría. Buenas composiciones que a ratos sonaban bien, tanto por parte de la banda como en la interpretación de Marshall. Éste fue un show de momentos, comenzando por la reversión de ‘The Greatest’, que ya no hacía rememorar a la marca de colchones y hacía sentido con el espíritu de la cantante: ruidoso, oscuro y tedioso. Otros instantes para recordar fueron ‘Metal Heart’, el cover de ‘Angelitos Negros’ de Pedro Infante que sonó más lúgubre y desgarrador que nunca, y ‘Ruin’, el cierre del concierto. Toda aquella tristeza y angustia que transmitió durante la noche desapareció mientras interpretaba ese tema.
La conducta errática volvería al terminar de cantar, despedirse del público y entregar las rosas. Se mostró agradecida y contenta con sus fanáticos, pero algo no encajó bien durante toda la noche. Estaba, pero no. Lo disfrutaba, pero no. Mientras se persignaba al momento de despedirse, con ‘New God Flow’ de Kanye West, Pusha T y Ghostface Killah de fondo, todo se hacía más confuso, más triste.
Hay quienes creen que no se debe compadecer a los artistas atormentados. Que ésta es una característica parte de su encanto y que sólo se debe disfrutar del show. En este caso, quien haya disfrutado de aquel errático comportamiento y de la frustración mostrada por la propia cantante al no alcanzar algunas notas con comodidad (debido a su enfermedad y quizás qué otros motivos) estaba dejando de ser un fanático. Sólo era un morboso presenciando un espectáculo de música.
SETLIST
1. The Greatest
2. Cherokee
3. Silent Machine
4. Manhattan
5. Human Being
6. King Rides By
7. Bully
8. Angelitos Negros (original de Pedro Infante)
9. Always on My Own
10. 3, 6, 9
11. Nothin’ But Time
12. I Don’t Blame You
13. Metal Heart
14. Shivers (original de Rowland S. Howard)
15. Peace and Love
16. Ruin
Review para POTQ.cl

23/5/2013

¿Cien lucas? ¿En serio?


La última cuenta pública de Sebastián Piñera resumió muy bien su gobierno, o al menos las bases en las cuáles este se sustentó. 

En primer lugar, le dio bastante importancia al la relación del ciudadano con el acceso a bienes. "Los asistentes al cine aumentaron de 14 a 20 millones. El número de automóviles vendidos se duplicó. Las conexiones a televisión digital o por cable crecieron en un 23%. Los teléfonos celulares aumentaron en un 50%. El acceso a Internet móvil creció en siete veces. El porcentaje de hogares con conexión a Internet pasó de 38 a 56%. El número de deportistas saltó de dos a tres millones de chilenos. E igualmente tuvimos niveles récord de construcción de viviendas, de ventas del comercio y restaurantes, de asistencia a espectáculos culturales y deportivos y de adquisición de computadores, electrodomésticos y línea blanca". Todo esto en las calles, en las casas y en las almohadas del chileno promedio se traduce en endeudamiento, pero para el gobierno, estos son avances. Son signos de que existe mayor acceso a comodidades, pero a través de la lógica en la cual se ha sustentado el período completo del Presidente, mientras las cifras aumenten, los medios no importan. Cifras, cifras, cifras.

Por otra parte, siguiendo con los números, el Presidente habló al menos 9 veces sobre bonos. El bono para la mujer trabajadora, que ayudará con hasta 34 mil pesos mensuales a 170 mil mujeres, el bono escolar de hasta 50 mil pesos anuales para 200 mil niños con excelente rendimiento escolar, el bono de buen trato a los pacientes para aquellos hospitales que cumplan ciertos estándares, el bono de invierno a los pensionados y también recordó aquel bono para las bodas de oro. 

Pero sin duda, el gran anuncio fue el Bono de Maternidad, a través de un proyecto de ley del tercer hijo que "premiará a todas las parejas que a futuro tengas 3 niños o más. Este bono comenzará con el tercer hijo e irá subiendo a medida que la familia se compromete con la maternidad", aclaró textualmente, el Presidente Piñera. 

Ahí es cuando vemos, una vez más, que todo está mal.

En primer lugar, se habla en todo momento del compromiso de la familia con la maternidad. Desde que somos muy pequeños, nos enseñan que los niños nacen a partir de una madre y un padre y el concepto de parentalidad en todo el discurso está ausente. Si dejamos de lado el postnatal voluntario de los padres, el concepto de dúo, no existe. 

Por otra parte, asegurar un bono de $100.000 pesos por el nacimiento de un tercer hijo, cuando las necesidades de los otros dos que ya nacieron no están resueltas, parece una burla. Es necesario que el Estado asegure garantías en su sistema de cuidado ¿qué pasa con los niños que van a salas cunas hasta los 2 años y luego entran a la educación preescolar a los 4? ¿quién llena ese vacío y cuidado por 2 años mientras los padres deben trabajar? ¿Por qué en vez de entregar una suma tan humillante (igual de humillante que los demás bonos) no aseguran políticas públicas que sean integrales? Por cien mil pesos no me dan ganas de tener hijos, señores políticos. Es más, es vergonzoso siquiera proponer algo así. 

Proponen $100.000 por traer un niño al mundo, cuando estudios han llegado a la conclusión que un hijo ABC1 cuesta 130 millones de pesos desde que nace hasta los 18 años. La clase media gastará una totalidad de 45 millones y aquellos que tengan un ingrso inferior a 350 mil pesos mensuales, desembolsarán 24 millones hasta la mayoría de edad de aquel niño. 

¿Cien lucas? ¿En serio?

Si quieren que la población deje de envejecer para tener más mano de obra, deben asegurar, en primer lugar, la calidad de vida de los padres. Horarios de trabajo decentes, contratos laborales que no sean abusivos, asegurar que el endeudamiento no sea la única vía para acceder a cuestiones básicas como la educación, la salud y la vivienda. Una vez que las necesidades básicas de su población estén cubiertas y la gente pueda descansar en paz, recién es el momento en que estas podrán pensar en tener hijos.

El paso siguiente, es asegurar el cuidado completo de aquellos niños. No un bono. Piensen mejor en modificar, de una vez por todas, el artículo 203 del Código del Trabajo, que estipula a que las empresas con sólo más de 20 trabajadoras contratadas deben costear el uso de sala cuna. Un resquicio legal que lleva a malas y abusadoras prácticas como que incentiva a la contratación de hombres y a pagar menos a las trabajadoras cuando la empresa excede el total de 20 contratadas, por ejemplo. 

Quienes defienden este tipo de medidas aseguran que no son las más relevantes, sino que vienen a acompañar a aquellas que ya se han tomado antes, como las redes de jardines infantiles. Lamento decirles a aquellos defensores, que al ser promulgado como un gran anuncio por parte del gobierno, en la última cuenta pública, si se toma como algo relevante, pues fue lo único presentado respecto al tema.

Basta de ver la calidad de vida de los ciudadanos como un ejercicio de cálculo matemático. Ustedes están encargados de asegurar políticas que, si bien parten de números y estadísticas, están relacionadas con variables mucho más importantes que un simple porcentaje.

Por otra parte, el control sobre el cuerpo de las mujeres por parte del Estado ya es abusivo, a raíz de la inexistencia de políticas de control de natalidad como el aborto o una correcta educación sexual preventiva. ¿Ahora también nos quieren humillar ofreciendo un par de monedas? 

¿Quién quiere tener hijos para que vivan en un mundo así? Yo creo que nadie. 



13/5/2013

Project Unbreakable: the art of healing

En estos tiempos que corren, es cada vez más difícil exponer un tema y sacar un debate sobre ello. Los hechos tristes e injustos de la realidad chocan, tocan e importan cada vez menos y la normalización de la miseria, la desigualdad y los abusos es muy común.

Project Unbreakable viene a romper con el horroroso acostumbramiento y pretende aportar en cuanto a la visibilización de víctimas de abuso sexual, a través de fotografías de mujeres y hombres acompañados de un cartel que contiene una frase dicha por su abusador.

El proyecto fue creado por Grace Brown en octubre del 2011. Hasta la fecha, ya ha fotografíado a más de 400 personas y sigue recibiendo propuestas a través de su correo projectunbreakablesubmissions [@] gmail.com.

Esta iniciativa es diferente a otras porque toma el abuso desde una perspectiva clara y simple. La víctima es víctima y punto. No caben instancias para preguntar qué hizo esa persona para incitar al abusador, algo que, por más enfermo que suene, es una pregunta común en la cabeza de muchas personas. 

Basta de ver el abuso como algo que la víctima del él pudo haber evitado si hubiese modificado su conducta, basta de verlo como la televisión y las noticias lo muestran. No sólo algunos sacerdotes abusan: también lo hacen padres, abuelos, tíos, novios o amigos. Quien sufra por esto, no tiene la culpa. Son víctimas y como tal, merecen ayuda. 











10/5/2013

Playlist: Canciones para bailar vestidos de etiqueta



Mi abuelo tocaba trompeta en una orquesta y, desde que era niña, viendo fotografías, siempre me llamó la atención aquellas luces, los trajes, el brillo de los vientos y los vestidos de las asistentes a esos bailes. Me llamaba la atención cómo tantas personas podían sincronizarse para que una melodía sonara tan perfecta y, también, la preparación de quiénes iban a ver a la banda. Desde los atuendos hasta la participación.

Esta lista, para cerrar el viernes tiene un poco de eso. Son un conjunto de canciones que me encantaría bailar vestida de etiqueta. Canciones que creo que merecen haberme tomado el tiempo de peinarme, pintarme los labios y usar un lindo vestido, con lindos zapatos. No por agradar a quién me quiera mirar, sino por agradar a esas canciones, que son las más lindas y las que se merecen que una intente acercarse a ese nivel de belleza. Y hablo de la belleza exterior, porque por dentro todos somos un poco hermosos. 


7/5/2013

La sorpresa bajo el poncho y los cuestionamientos de cartón


¿Qué tiene de ofensivo el texto que publicó Zancada sobre el cuerpo de Gepe? ¿Por qué molesta tanto que este medio hable de una figura que explota públicamente su imagen?

Esta es una discusión que puede surgir en varios niveles. Vamos por parte:

En primer lugar, está el medio. Zancada es un blog creado por mujeres, para mujeres con una línea definida en cuanto a sus puntos de vista. Que estés de acuerdo o no, es otra cosa, pero el hecho objetivo acá es que se trata de un blog que retrata estilos de vida, experiencias y opiniones.


"Gepe es un mino. Se ve mino, baila mino, ¿se sabe mino? Y ahí es cuando yo empiezo a detectar peligro. Porque si se sabe mino pierde un poco la gracia. Me gusta que Gepe sea el hijo del vecino, que haga lo que le gusta, que sea sencillo. Pero si está ejercitando y usa musculosa en un show es porque está disfrutando su guapura".


Si un sitio de prensa especializada en música hubiese hecho este tipo de comentarios en un review de su última presentación, o este hubiera sido un extracto de un paper en la Revista Musical Chilena, entendería la indignación de parte de la audiencia, pero esto no es así. Esas frases fueron publicadas en un blog, como ya fue definido, de opiniones de mujeres con una visión de mundo que puede o no gustarle al resto.


Por otra parte, está el mensaje. Dedicar una columna al atractivo físico de cierta figura pública ¿no es algo que hace la prensa especializada, con las mujeres, día a día en radios, diarios y sitios web? Y este argumento no trata de ser algo así como la paga con la misma moneda. Al contrario. El hecho preocupante es que aquella prensa, que se autodenomina especializada en contenidos musicales, habla de la apariencia de cantantes y músicas a la orden del día, enfrascando aquellos comentarios, incluso, en supuestos debates y críticas serias respecto a este tipo de arte.

¿De qué culpan a Zancada si sólo pretendió ser una columna de una mujer hablando de lo guapo que encuentra a un músico? ¿Por qué es tan terrible si es eso nada más y no ha pretendido ser nunca una crítica seria respecto a un disco, una presentación, un movimiento o una tendencia musical?

Esta intervención no pretende ser una defensa casi corporativa a aquel sitio web. Es sólo una reflexión para que se pregunten qué es más terrible: ¿que un blog de opinión escriba sobre el atractivo físico de alguien y no pretenda ser más que eso? O ¿no será más preocupante que quienes sí deben hablar en serio de música, dejando estereotipos sexistas de lado no lo hagan?

¿Por qué nadie pone el grito en el cielo cuando un periodista reseña un disco y se habla de lo guapa que es la intérprete? ¿Por qué a nadie le llama la atención que un review señale las lindas piernas de Kazu Makino, guitarra y voz de Blonde Redhead, la fragilidad clásica del cuerpo de Regina Spektor o el atractivo físico de Russian Red? Eso sí debiera ser un tema de discusión, porque son aquellos contenidos los que parten hablando de música y se desvían de forma grotesca a seguir implantando estereotipos, especialmente con las mujeres. 

Espero que así como se cuestiona a un blog que nunca intentó entablar un debate sobre música, la audiencia sí reclame a aquellos que llenan de sexismo páginas, horas de radio y sitios de internet.